domingo

Ella lo explica así

2 comentarios:

Tiburcio dijo...

Es cierto. Una de esas citas puede ser salir a caminar por un barrio diferente y en una hora no habitual. Hoy fuí a la zona de Monserrat, a la que nunca voy, y tuve el privilegio de ver en acción a los que colocan los volantes de las putas de la zona. Una de ellas me lo dió en la mano. ¡Era completamente miope, con anteojos de vidrios gruesos! Me dió tela para escribir sobre ella en cuanto llegué a casa.

astroboyesgay dijo...

A mí me gustó el placer infantil de ir a comprar estrellitas adhesivas para ponerle a tus páginas.
Veo mucho cine así que no sé si el cine sería una cita con el artista o un elemento más de mi rutina.
Probaré con algún micro viaje a Adrogué, queda a pocas estaciones de casa y es un barrio con calles de adoquines que siempre me fascinó.